The PDF server is offline. Please try after sometime.

El 30 de septiembre el Consejo de Ministros aprobó el viernes el Real Decreto-ley 2/2016, de 30 de septiembre, por el que se introducen medidas tributarias dirigidas a la reducción del déficit público, que afectará a los próximos pagos fraccionados de 20 de octubre y 20 de diciembre de 2016. El citado Real Decreto-ley entró en vigor el mismo 30 de septiembre de 2016 y con vigencia indefinida.

Las mencionadas medidas tributarias hacen referencia al cálculo del pago fraccionado y al restablecimiento de un pago fraccionado mínimo, como les detallamos a continuación.

De acuerdo con estas nuevas medidas, las empresas que tengan una facturación en el año fiscal anterior superior a 10 millones de euros calcularán sus pagos fraccionados aplicando un tipo incrementado del 24 por ciento (frente al tipo del 17 por ciento hasta ahora aplicable) sobre la base imponible del ejercicio en curso. Ahora bien, el importe del pago fraccionado resultante ascenderá, como mínimo, al 23 por ciento (25 por ciento para entidades de crédito y entidades que se dediquen a la exploración, investigación y explotación de yacimientos y almacenamientos subterráneos de hidrocarburos) del resultado contable del ejercicio de los 3, 9 u 11 primeros meses de cada año natural (o, para contribuyentes cuyo periodo impositivo no coincida con el año natural, del ejercicio transcurrido desde el inicio del periodo impositivo hasta el día anterior al inicio de cada período de ingreso del pago fraccionado).

A los efectos del cálculo del pago fraccionado mínimo, y con el objeto de alinear su base de cálculo con la base imponible del Impuesto sobre Sociedades, quedarán excluidas del resultado contable, entre otras, las siguientes rentas:

  • las rentas positivas derivadas de operaciones de quita o espera consecuencia de un acuerdo de acreedores del contribuyente, incluyéndose en dicho resultado aquella parte de su importe que se integre en la base imponible del periodo impositivo; y
  • las rentas positivas derivadas de operaciones de aumento de capital o fondos propios por compensación de créditos que no se integren en la base imponible.

Asimismo, se establece que quedarán exceptuadas de la obligación de efectuar el citado pago fraccionado mínimo las entidades que estén sujetas al Impuesto sobre Sociedades a tipos reducidos (o al tipo del cero por ciento), como es el caso de las instituciones de inversión colectiva, los fondos de pensiones, las SOCIMIs y las entidades acogidas al régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos.
Llama la atención que en el presente Real Decreto-ley, a diferencia de regulaciones anteriores, no se haya tenido un trato más benevolente con aquellas entidades holding en las que al menos el 85 por ciento de sus ingresos se corresponden con rentas exentas, estableciendo para ellas un pago fraccionado mínimo más reducido dado que la gran mayoría de sus rentas están exentas.

Por último, resaltar que esta nueva regulación no resultará de aplicación a los pagos fraccionados cuyo plazo de declaración haya comenzado antes de la entrada en vigor del presente Real Decreto-ley (i.e. 30 de septiembre de 2016).

Key Contacts

We bring together lawyers of the highest calibre with the technical knowledge, industry experience and regional know-how to provide the incisive advice our clients need.

Keep up to date

Sign up to receive the latest legal developments, insights and news from Ashurst.  By signing up, you agree to receive commercial messages from us.  You may unsubscribe at any time.

Sign up

The information provided is not intended to be a comprehensive review of all developments in the law and practice, or to cover all aspects of those referred to.
Readers should take legal advice before applying it to specific issues or transactions.

Get Started
WORLD MAP
  • REGION
  • OFFICE

        Login

        Forgot password? Please contact your relationship manager to find out more about our client portal.
        Ashurst Loader